Truth Beyond Paradox

Comienzo: el mundo y la Magia

La Magia, una tradición perdida hace mucho tiempo. Olvidada y destruida por el aplastante paso de la ciencia y la razón. Un viejo mito de niños y locos… ¿o no?

Hace mucho tiempo, el hombre abrió los ojos al mundo que le rodeaba, y a través de su mente le dio forma a lo que le rodeaba. Con imaginación creó herramientas para facilitar su vida, pero también soñó para calmar su alma. Lo concreto y lo abstracto nacieron y con estos conceptos comenzó la guerra entre la razón y el instinto. Así nacieron las dos grandes facciones que luchan por el control del gran Paradigma, aquellos que luchan la Guerra de la Ascensión: las Tradiciones, nacidas del primer hombre que rezó a los dioses que había soñado, que con su sola voluntad cambió un fragmento del mundo que conocía, opuestas a la Tecnocracia, que vino al mundo con el primer inventor, con ese humano que creó una herramienta para dominar su territorio.

A través del tiempo el enfrentamiento se desarrolló. Hasta la antigüedad clásica la guerra era más una competencia amistosa y aún ciencia y magia eran dos nombres de la misma cosa. A partir del Medievo las Tradiciones tomaron la delantera y la Magia comenzó a dominar el mundo. Su visión era sencilla: guiar al mundo a través de la magia hacia una existencia más elevada. Si bien con ella trajeron muchos progresos, también fue la causante de muchas amenazas, pues varios magos, en su afán de conocimiento, abrieron la puerta a demonios y otras entidades poniendo en peligro a todo aquel cerca de ellos.

Fue así que el humano promedio comenzó a temer a la Magia, a lo que no podía entender y por ello se refugió en la razón, en lo que podía cuantificar, repetir y comprobar. Al volcarse por el lado de la ciencia, el Paradigma global se transformó y los magos comenzaron a perder fuerza. Sus hechizos y pociones comenzaron a perder poder. Así, la Ilustración trajo nuevos bríos a la Orden de la Razón, quienes bajo el estandarte “Un Mundo, una Unión”, ofreció un camino distinto a seguir para la humanidad.

Comments

AlbionJConstantine

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.